AEAL celebra el XII Día Mundial del Linfoma
’Identificar los síntomas del linfoma puede salvar una vida’

• AEAL celebra este día mundial con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre cuáles son los síntomas del linfoma, de manera que puedan reconocerlos y ganar tiempo a la enfermedad
• Cada año se diagnostican unos 7.000 nuevos casos en España. La mayoría de ellos son Linfoma de no Hodgkin. En total, hay alrededor de 20.000 pacientes con linfoma en nuestro país
• Durante toda la jornada se ha organizado un “tour informativo” por hospitales de Madrid y mesas informativas en otros puntos de España
• Toda la información sobre este día mundial se puede encontrar en http://aeal.es/dmlinfoma2015

Madrid, 15 de septiembre de 2015.- AEAL, Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia, celebra por 12º año consecutivo el Día Mundial del Linfoma, que se celebra este 15 de septiembre, con una campaña de concienciación social bajo el lema “¿Y si es un linfoma?”. Con esta cuestión se invita a la sociedad a preguntarse sobre esta patología, y que se considere una posibilidad en el caso de que aparezca cualquiera de los síntomas del linfoma. “Con esta campaña nuestro objetivo es conseguir un mayor diagnóstico precoz. Las cifras nos hablan de diagnósticos erróneos, de tiempos muy largos desde que aparecen los síntomas hasta que se acude al médico, de desconocimiento total sobre esta patología. Si reconocemos los signos, podremos ganarle tiempo a la enfermedad”, ha destacado Begoña Barragán, presidenta de AEAL y paciente de linfoma.

Si se logra aumentar el conocimiento de estos síntomas entre la población, se podrán disminuir las cifras, que a nivel global, se dan en el diagnóstico del linfoma y que han sido señaladas en el 2014 Global Patient Survey, realizado por Lymphoma Coalition. Este informe destaca que el 62% de los pacientes con linfoma fueron diagnosticados erróneamente, 7 de cada 10 no conocían nada de esta enfermedad hasta que fueron diagnosticados, más de la mitad de los afectados esperaron al menos 6 meses para acudir al médico tras experimentar los primeros síntomas, un 18% esperaron entre 6 y 12 meses y un 24% tardaron más de 1 año en visitar al médico. El linfoma, por tanto, “es un cáncer que no debe ser ignorado”, como reza la campaña europea de este año y a la que AEAL se ha sumado así como todas las organizaciones que pertenecen a Lymphoma Coalition.

En este XII Día Mundial del Linfoma se han puesto en marcha una serie de actividades:
• Recorrido informativo en foodtruck: AEAL se ha propuesto llevar toda la información sobre la sintomatología del linfoma a la puerta de los hospitales. Para ello ha organizado un tour informativo por hospitales de Madrid: Fundación Jiménez Díaz, Hospital Ramón y Cajal, Hospital Universitario 12 de Octubre, Hospital General Universitario Gregorio Marañón.
• Mesas informativas
• Madrid:
o Hospital Universitario Puerta de Hierro
o Hospital Fundación Jiménez Díaz
• Málaga: Hospital Regional Universitario de Málaga
• Microsite del Día Mundial del Linfoma, con información sobre las actividades para esta fecha: http://aeal.es/dmlinfoma2015/
• Redes sociales: Toda la información sobre este día se puede encontrar en facebook y twitter bajo el hashtag #DMLinfoma.

Reconocer los síntomas para un diagnóstico precoz
Los linfomas pueden aparecer en todas las edades y ser difíciles de diagnosticar en sus inicios. En los últimos años, gracias a los avances en la investigación y a diagnósticos más precoces, se ha conseguido mejorar el pronóstico de los pacientes con esta enfermedad. “Afortunadamente las terapias dirigidas están ofreciendo en la actualidad nuevas opciones terapéuticas para los pacientes que recaen o no responden a las terapias convencionales. En este sentido, el tratamiento con anticuerpos como el obinutuzumab ha reducido el riesgo de muerte en un 45%, tal como lo ha evidenciado un estudio en fase III presentado este año en la reunión de la Sociedad Americana de Oncología Clínica y estudios realizados en España”, ha puntualizado el Dr. José Mª Moraleda, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

En general el síntoma más común de presentación de un linfoma es la presencia de un bulto, que no suele ser doloroso, en cuello, axila o ingles; algunos pacientes pueden presentar fiebre superior a 38 grados centígrados, sudoración nocturna profusa hasta empapar las sábanas, pérdida de peso de más del 10% del peso corporal en los últimos seis meses sin razón aparente y cansancio, picor en la piel y manchas cutáneas de coloración rojiza. “Los hematólogos – ha comentado el doctor Moraleda – recomendamos acudir al médico lo antes posible cuando se detecte un crecimiento a nivel de los ganglios linfáticos, ya que el diagnóstico precoz sigue siendo la mejor arma terapéutica. Muchos linfomas son curables y, en otros muchos casos, los tratamientos disponibles son eficaces y consiguen largas supervivencias con excelente calidad de vida”.

La incidencia del linfoma ha aumentado en los últimos años. Cada año se diagnostican unos 7000 nuevos casos en España. La mayoría de ellos son linfoma de no Hodgkin. En total, hay alrededor de 20.000 pacientes con linfoma en nuestro país.