3. Patología del LH

Es interesante conocer que sólo un 1% del total del volumen tumoral son células tumorales, la mayoría son reactivas al proceso. La última clasificación aceptada es la de la Organización Mundial de la Salud que divide en linfoma Hodgkin clásico, que comprende el 95% de los casos y la variante de linfoma Hodgkin predominio linfocítico que representa un 5% del total.

En la clasificación OMS, el LH clásico incluye la esclerosis nodular, la celularidad mixta, la enfermedad de Hodgkin clásica rica en linfocitos y la depleción linfocitaria. Las células HRS clásicas son células bi o multinucleadas con nucléolos grandes, eosinófilos que semejan inclusiones virales. El infiltrado contiene linfocitos, histiocitos, eosinófilos, neutrófilos, plasmáticas, fibroblas¬tos y fibras de colágeno.

En el LH clásico tipo esclerosis nodular se observa un patrón parcialmente nodular debido a la presencia de bandas fibrosas junto a áreas difusas. La célula característica es la variante lacunar de la célula RS. Estas células tienen un núcleo multilobulado, con nucléolos pequeños y abundante citoplasma pálido que se retrae en el tejido fijado en formol y produce un espacio vacío “una laguna”. Las células lacunares suelen ser abundantes, se observan tam¬bién células RS, pero éstas suelen ser escasas. El componente no neoplásico contiene linfocitos, histiocitos, plasmáticas, eosinófilos y neutrófilos. Es fre¬cuente la presencia de necrosis siendo más numerosas las células neoplásicas alrededor de los focos necróticos.

En el LH celularidad mixta el infiltrado es difuso, las células neoplásicas son del tipo RS clásico. Estas células son bi o multinucleadas con nucléolos grandes, eosinófilos que semejan inclusiones virales. El infiltrado contiene linfocitos, histiocitos, eosinófilos, neutrófilos y plasmáticas.

En el LH tipo depleción linfocitaria, las células neoplásicas son numerosas y de aspecto sarcomatoso siendo el infiltrado no neoplásico muy escaso. Las células neoplásicas del LH clásico en la mayoría de los casos expresan CD 30 y CD15 siendo negativas para CD45.
La frecuencia con la que se detecta la expresión de CD15 es diferente en las distintas series probablemente debido a variaciones técnicas. Las HRS de todos los tipos de LH clásico expresan fuertemente el antígeno CD30, pero no es un antígeno especifico de LH ya que también lo expresan las células neoplásicas de algunos LNH y los linfocitos transformados de algunas enfer¬medades linfoproliferativas benignas como la mononucleosis infecciosa.

El diagnóstico de LH se realiza mediante el estudio morfológico rutinario siendo el estudio inmunofenotípico en los casos típicos no absolutamente necesario aunque forma parte de la práctica diagnóstica habitual.

El LHPLN es una neoplasia de células B monoclonales. El LHPLN en la ac¬tualidad se define por tener un patrón de crecimiento nodular que ocupa al menos el 30% del ganglio afecto con o sin áreas difusas.

Morfológicamente puede confundirse con una linfadenitis reactiva. La variante de célula RS que lo define, se suele concentrar en el centro de los nodulos y se caracteriza por poseer un núcleo vesicular polilobulado con nucléolos pequeños general¬mente periféricos sin halo perinucleolar. Estas células se denominan células L&H o células en “palomita de maíz”. El fondo inflamatorio está constituido predominantemente por linfocitos B acompañados de acúmulos de histiocitos mientras que las plasmáticas, los eosinofilos y neutrófilos generalmente no están presentes en el infiltrado, así como tampoco las células HRS de tipo clásico.

El LHPLN se define por el inmunofenotipo. A diferencia de las células HRS del LH clásico las células L-H expresan CD45 y antígenos de estirpe B de forma que son CD20+, CD79a+. Frecuentemente expresan EMA, son CD15 negativas y expresan BCL-6. La expresión débil de CD30 se observa en un porcentaje variable de casos.

<< AnteriorSiguiente >>